Bienvenidos a este pequeño espacio donde muestro las creaciones que van surgiendo al trastear con diferentes materiales. Espero que os gusten. Podéis hacer pedidos o consultas sin compromiso enviando un email a bajounaseta@gmail.com

miércoles, 29 de octubre de 2014

Bolsa fantasmal

Ya queda poco para la noche de Todos los Santos, lo que venimos llamando Halloween desde hace un tiempo, con los niños pasándoselo pipa disfrazados y pidiendo caramelos por las casas.

¡Y que mejor que una bolsa fantasma para hacer juego con el disfraz!



Pues aquí tenéis un tutorial muy fácil y con muchas fotos para hacer la bolsa, vais a ver:





Lo primero es hacerse con los materiales, nada complicado:
  • Una pieza de tul o de tela de visillos de al menos 1,20 x 0,35 m
  • Un poco de fieltro negro
  • Dos cordones blancos de 70 cm cada uno
  • Aguja, hilo, y pegamento textil
Yo empleé tela de visillo, que se deshilacha fácilmente, así que lo primero que hay que hacer es sobrehilar a mano o pasar un zigzag a máquina por los laterales de la pieza, para que no se estropeen los bordes de la tela.


A continuación, doblamos por la mitad la tela, de forma que nos queda un rectángulo de 60 x 35 cm, y cosemos los laterales.


Vamos volviendo de la cara la bolsa, pero no completamente, sólo algo más de la mitad. Esto es importante, porque si la doblamos justo por mitad, luego se verá el fondo de la bolsa.




Y ahora cosemos alrededor de la boca de la bolsa, a una distancia de al menos el doble del grosor del cordón que vamos a emplear.



Para poder pasar los cordones sólo tenemos que descoser las costuras de la parte de arriba (las partes que marcan las rayitas azules de la foto)

Sujetamos el extremo de un cordón con un imperdible (que nos ayudará a guiarlo por la bolsa) y lo introducimos por un lado, pasamos el cordón alrededor de toda la bolsa de forma que ambos extremos salgan por el mismo lado.



Repetimos el proceso para el otro cordón y por el otro lateral de la bolsa.



Anudamos los extremos de los cordones y ya está acabada la bolsa, ahora a decorar.



Para hacer la parte de abajo del fantasma, vamos cortando a picos todo alrededor, teniendo de límite el fondo de la bolsa (que no se vea!)


Recortamos unos ojos y una boca, y las colocamos sobre la bolsa para ver en qué posición nos gustan más. Los sujetamos con unos alfileres, no vaya a ser que se nos muevan hasta que los fijemos.


Para fijar los ojos podéis coserlos alrededor con un punto de festón, o pegarlos con pegamento textil.
El pegamento siempre es la solución más rápida, pero cuidado, que la tela que estáis empleando traspasa enseguida y os podéis encontrar con una bolsa pegada y cerrada. Para evitarlo, poned una cartulina o algún tipo de protector justo debajo de la primera capa de tela.


Y ya tenéis vuestra bolsa fantasma acabada y esperando estar repleta de caramelos!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada